Saltar al contenido

Lechuga de invernadero

mayo 15, 2019
Lechuga de invernadero
!Compartir es vivir¡

La lechuga tiene su mejor época en primavera, aunque en la actualidad podemos consumirla durante todo el año gracias a los cultivos de invernadero.

Es la verdura de hoja que más consumimos. Su alto contenido en agua así como su bajo aporte calórico transforman a la lechuga en uno de los alimentos estrella en los programas de pérdida de peso en esta época del año.

Existen numerosas variedades, muchas de ellas resultado de procesos de hibridación. Las cuatro variedades más comunes son la lechuga de cogollo, la de hoja rizada, la romana y la de tallo.

Pero ¿sabemos cómo tenemos que cultivar esta verdura en invernaderos?. En Grupo MSC Invernaderos os lo contamos

Necesidades climáticas

El desarrollo óptimo de la lechuga es cuando las temperaturas oscilan entre:

14º y 18º C de día

5º y 8ºC de noche

En fase de acogollado las necesidades climáticas idóneas son:

10°-12°C durante el día.

3°-5°C durante la noche.

La humedad relativa, entre el 60% y el 80%

Preparación del suelo

Una buena preparación del suelo es definitiva para el logro del cultivo de la lechuga.

Se busca el mullido del suelo y el dotarlo de drenaje ya que no debe quedar excesivamente

desmenuzado y suelto. El suelo debe quedar alisado, asentado e igualado, evitando altibajos y zonas de fácil encharcamiento o de difícil riego.

Acolchado

Para el acolchado de la lechuga se debe utilizar plásticas de unas 200 a 400 galgas de espesor. No debiendo revolotear por efectos del viento.

Rate this post